“Nunca más sin los indios” (charla de Coco Cuba en Radio Gráfica)

IMG_5650

Licenciado en Ciencias Políticas, Máster en Comunicación Política y Marketing Electoral, Corresponsal de la agencia France durante 12 años, Periodista de El Espectador de Bogotá (Colombia) y El Diario y Última Hora de Bolivia. Pero, principalmente destacamos la palabra justa, la sencillez y la claridad a la hora de expresar sus pensamientos y conocimientos. Hablamos de Jorge Rey Cuba Akiyama, actualmente director de la Agencia Boliviana de Información (ABI) y protagonista de la última charla organizada por el Centro de Estudios en Comunicación y Política Guayaquil en Radio Gráfica.

Coco Cuba, como se lo conoce, ofreció un minucioso relato sobre el pasado y el presente de Bolivia y su perspectiva del futuro, destacando la transformación producida a partir de la incursión política de Evo Morales, quien “le devolvió la dignidad a los pueblos originarios, mayoritarios en el país”.

Previamente habló Sergio Fernández Novoa, Director de Guayaquil, quien para introducir a Coco Cuba contó que “juntos conformamos la Unión Latinoamericana de Agencias de Noticias (ULAN) porque estamos convencidos de que hay que construir un nuevo relato que de cuenta de las profundas transformaciones políticas, económicas y culturales que están ocurriendo en la región”. “La comunicación es un factor determinante para la soberanía de nuestros pueblos”, subrayó Fernández Novoa.

Del ocultamiento a la inclusión

Para introducirse en el eje central de su exposición (la revolución social generada a partir de la llegada de Evo Morales al poder), Coco Cuba dijo en primer lugar que la realidad de Bolivia, un país de extracción indígena con 36 naciones originarias preexistentes a la república, había sido invisibilizada.

El ocultamiento no era la única práctica de quienes se habían hecho del poder para expoliar el país. “A finales del siglo XIX había un dicho que era ‘haga patria, mate un indio’”, contó el director de ABI. Otro ejemplo del desprecio es que se los llegó a llamar “indiorantes”.

En los años 90, en pleno liberalismo, continuó Coco Cuba, “el Estado, que producía de a poco, pero producía finalmente, tiene que retroceder, y cuando retrocede se encuentra con que la mano privada extrae la riqueza natural que hay a borbollones”. Pero, agregó el director de ABI, “no hemos sabido aprovecharla  porque las clases dominantes han preferido mantener a un pueblo ignorante que poder potenciar el país”.

La historia era perfectamente cíclica en Bolivia. Los tiempos se rebobinaban cada 100 años. Sin embargo, al ingresar al siglo XXI, “mientras la derecha se enseñoreaba, vendía el país, aparecen la protesta y la huelga de hambre”. Y en ese contexto, revela Coco Cuba, “un indiecito, curiosamente de padres aymaras, pero de cultura quechua, va cobrando musculatura política”. Se trata de Evo Morales, quien logra “demostrar que había un pueblo que vivía detrás de esa línea de política blanca”.

En el 2002, Morales lanza su primera candidatura presidencial y obtiene un respaldo popular. “Los primeros sondeos le daban 2%, pero conseguirá 21 puntos peleando la elección”, recuerda el director de ABI.

Para llegar a la presidencia necesitó de cuatro años más, que “estuvieron marcados por un momento de enorme efervescencia política en Bolivia. Y eso fue un producto de Evo Morales”.

Coco Cuba destacó que “Bolivia ha dado un salto cualitativo en su determinación de país”. Y ejemplificó: “El Estado, que era inexistente, hoy tiene una presencia entre el 40 y el 50 por ciento en el territorio nacional”. Además, “el indígena boliviano hoy pide la Constitución, cuando antes no tenía idea de lo que era ni para que servía porque estaba muy alejado de su amparo”.

Sobre el futuro, el director de ABI aseguró que “el sucesor de Evo Morales tiene que tener extracción indígena porque ese voto corderil, ovejuno, que se conquistaba con un plato de comida un día antes de la elección, ha sufrido una metamorfosis de alta politización. En Bolivia hay un paradigma que es ‘nunca más sin los indios’”.

La batalla mediática

Coco Cuba opinó que “la asignatura pendiente de Evo Morales es la batalla mediática. La medialuna (zona ubicada en el oriente del país) ha perdido las batallas política y militar, pero no el control de los medios”. Como ejemplo mencionó al debate por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Secure (TIPNIS). “Trazar esa ruta significa que el producto agropecuario en potencia que está en el Beni ya no descienda hasta Santa Cruz para obtener plusvalor y luego ir a los caminos de exportación y las poblaciones quechuas”, explicó.

Por último, graficó así esa derrota parcial: “En Bolivia no se dice que Cristo cruzó las aguas descalzo y erguido, sino que Cristo al hacer esa acción les está quitando trabajo a los balseros”.

Escuchar 1º parte:
[powerpress url=”http://centroguayaquil.com/wp-content/uploads/2011/11/audio-Coco-Cuba-Parte-1.mp3″]

Escuchar 2º parte:
[powerpress url=”http://centroguayaquil.com/wp-content/uploads/2011/11/audio-Coco-Cuba-Parte-2.mp3”]

1 comments

nunca mas sin el “el indio”. resulta incomprensible aceptar que un reducido grupo descenediente de migrantes extrnjeros hayan tenido poder omnimodo. Y es que, la cultura dominante, organiza una estructura de pensamiento, que solo busca justificar por todos los medios su presencia en el ejercicio abusivo del poder. Y qué mejor si le añadimos el ingrediente racista. Recurso que les permitio humillar gradualnente al HOMBRE que habitaba en este rincon del mundo, claro sólo con una razon: convertir la mano de obra de ser posible gratuita. Razon absolutamente económica. Al presente, esta única razon esta tan mimetizada que la oligofrenia dominante poco percibe. El solo hecho de que un representante aymara liderice ésta legítima reinvindicacion, solo levanta reacciones incoherentes. Porque los pezcó de sorpresa esta asuncion. Desconcertados… no saben lo que van a hacer.

Deja un comentario

*